Familias Ensambladas: "Aprender sobre sus características
ayuda a prevenir conflictos"


Las familias ensambladas tienen una dinámica diferente a las familias nucleares, Aprender sobre sus características y organización ayuda a prevenir conflictos.

Las familias ensambladas, enfrentan desde su inicio, desafíos diferentes a las nucleares. En ellas existen hijos de anteriores relaciones por lo tanto deben sortear toda una serie de obstáculos para consolidarse y funcionar armoniosamente.
Hay toda una problemática propia de este tipo de familias:

  • criterios diferentes de educación y crianza de los hijos propios y los del otro;

  • hijos que no aceptan a las nuevas parejas de sus padres y las boicotean;

  • dificultad, especialmente en adolescentes, a integrarse en la nueva familia;

  • ex parejas y familias de origen interfieren en la consolidación del nuevo vínculo;

  • sentimientos exclusión en algunos y conflicto de lealtades en otros;

  • realidades económicas diferentes entre hermanastros, son algunos de los temas de tensión


La mayoría de los adultos ignora estas realidades propias de las familias ensambladas y tienen la fantasía de que la armonía es casi instantánea. Para que “marchen bien” se necesita un aprendizaje, diferentes reglas de convivencia, mucha comunicación y acuerdos.

Uno de los temas centrales que deben definir las parejas es el rol del nuevo cónyuge o compañero de la madre o del padre. La parentalidad se ejerce de a tres o cuatro personas. Todos deben encontrar un espacio propio en el sistema familiar que consolide la nueva pareja y permita un adecuado cuidado de los niños. El punto clave está en logar una división de roles parentales que respete los lazos de cada progenitor con sus hijos biológicos, cualquiera sea el tiempo que convivan con ellos.

Estas familias requieren un proceso de adaptación, a veces de varios años. También hay que aprender a respetar los sentimientos e individualidades de los menores .Muchas veces las reacciones de los hijos vividas como rechazo sin considerar que los cambios decididos por sus padres, afectan sus rutinas, estilos de vida y que los tiempos de adaptación son largos.

Otras particularidades de las familias ensambladas

  • Hijos con miedo a perder el amor de sus padres.

  • Involucración inadecuada de padres no convivientes, aún la de los muertos ya que de alguna manera están presentes.

  • la posibilidad de divorcio está siempre presente se vive como posible.

  • Disputas por dinero. Les es difícil acordar las prioridades en los gastos. Realidades económicas distintas para hijos dentro de la misma familia

  • Los hijos pueden tener dos hogares y no sentirse nunca “en casa”.

  • Los chicos deben acostumbrarse a vivir en casas donde las reglas y hábitos son distintos. Hay dificultades para acordar las nuevas norma.

  • Padres que se sienten desplazados en la atención de sus hijos y niños que sufren conflicto de lealtades.

  • Fronteras sexuales desdibujadas (padrastros con hijastras, adolescentes que flirtean con padrastros o hermanastros).

  • Abuelos que hacen dolorosos contrastes entre sus nietos legítimos y los que no lo son.

Conocer las diferencias previsibles y normales con las familias nucleares trae alivio y genera cambios de percepciones. Para construir una familia de estas características con expectativas más realistas es valioso recurrir a profesionales especializados.


Lic. Maria Dahl – Terapeuta Familiar


EPP- Equipo Psicopedagógico Pilar- brinda cursos psico-educativo para parejas con familias ensambladas de 6 encuentros para aprender sobre sus temáticas propias y lograr una buena integración